El papel crucial de la nutrición funcional para mitigar el desarrollo del AMR (resistencia antimicrobiana) en la acuicultura

31 agosto 2018

Skretting comparte su información de experto en el AQUA 2018

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cita la resistencia antimicrobiana (AMR) como una amenaza cada vez más grave para la salud pública mundial, y está instando a coordinar la implementación de planes en todos los niveles de la sociedad para frenar su aceleración.
Con la certeza de que el uso excesivo de antibióticos en la producción animal contribuye a la resistencia a los antimicrobianos, Skretting aboga por una reducción sustancial de la dependencia de los piscicultores de los medicamentos antimicrobianos. De hecho, en foros y escenarios de alto nivel, Skretting está defendiendo la adopción de un enfoque holístico basado en la agricultura, los alimentos y la gestión de la salud como un medio para reducir significativamente los antibióticos a escala global. Skretting también ha proporcionado pruebas concluyentes de que un enfoque tan proactivo puede mejorar conjuntamente el bienestar de los animales y la productividad de la granja.


Además de la nutrición general, el uso de ingredientes funcionales en los alimentos para la acuicultura proporciona beneficios de prevención para la salud que mejoran la tolerancia de los peces y los langostinos a desafíos como las enfermedades y el estrés. Charles McGurk, Director de Salud del centro de investigación y desarrollo Skretting ARC, ha pronunciado una conferencia en el marco del Congreso AQUA 2018 celebrado en Montpellier esta semana. En dicha conferencia ha hablado del papel central que las dietas funcionales tienen en el manejo de la salud acuícola y la limitación del requerimiento de medicamentos antimicrobianos, a la vez que ha explicado el considerable progreso que está desarrollando Skretting en esta área.

"Skretting cuenta con una experiencia inigualable en el campo de la nutrición funcional para la acuicultura. Comenzamos a trabajar en esta área en 1989 y lanzamos el primer pienso para la salud de los peces en 1992. Esta innovadora dieta demostró que la formulación de dietas con ingredientes específicos podía dar como resultado animales más fuertes y robustos para enfrentar los desafíos de la enfermedad. Siguiendo el desarrollo de esa I + D se ha seguido avanzando añadiendo más conocimiento a nuestra ya extensa experiencia de más de 25 años aportando de soluciones de salud innovadoras para la industria acuícola global ", dice McGurk.